Tuve un Flashforward (primer capítulo)

“Tuve un flashforward” es mi primer libro virtual. Cuenta la historia de un grupo de personas que pierden el conocimiento durante algunos segundos y viajan al futuro. Se despiertan en 2053 dónde se encuentran con una sociedad con nuestro mismo nivel de tecnología y conocimientos, pero que ha decidido que las personas y el planeta son más importantes  que los beneficios financieros.

————————-
Primer capítulo

Flashforward es una técnica cinematográfica que altera el orden cronológico de una historia. Recientemente lanzaron una serie con este nombre, en la que todas las personas del mundo, simultáneamente, pierden el conocimiento por algunos segundos y mientras están dormidas ven su vida futura. Pues yo tuve un flashforward parecido al de la serie.

Esperaba las 12 campanadas cuándo mis ojos empezaron a pesar mucho, los cerré y los abrí rápidamente, luchando por mantenerme despierta, pero al abrirlos me he dado cuenta de que me había caído de una silla y no estaba en casa estaba en un aula, y como si fuera poco, tampoco estaba en mi cuerpo sino que en el cuerpo de una niña de unos 10 años.

Los compañeros de clase y la profesora se acercaron preocupados por mí, preguntaron cómo me encontraba, pero yo estaba más interesada en preguntar que en responder, fingí una amnesia “¿Dónde estoy?”, pregunté. Los alumnos y la profesora se miraron con aire de complicidad como si me hubiesen pillado en fragante, cosa que me preocupó, pero en seguida me contestaron.

“Estas en Mbabane, Suazilandia, hoy es 31 de Diciembre de 2053 y son las 21h00″. Quería preguntar qué demonios hacía yo en este país, pero para disimular solo pregunté porque estábamos en el colegio a aquellas horas. “Estamos en el sur de África, es verano, hablamos español porque con el cambio climático el clima en España se tornó insoportable y muchos españoles vinieron aquí comprando propiedades a los locales a precios irrisorios” todo aquello me interesaba mucho, pero intentaba comportarme como una niña de 10 años y volví a preguntarle porque estábamos tan tarde en el cole.

La profesora sonrió amablemente y me contestó “No te preocupes, sabemos que no eres de esta época, hace cuatro meses que ocurren sucesos como estos, en algunos minutos Lua (y apuntó al cuerpo en el que yo me encontraba) parpadeará y volverá a ser ella misma, y creemos que tu también volverás a tu propio cuerpo”. Yo estaba absolutamente desconcertada y lo cierto es que seguiría empanada hasta acostumbrarme con la situación y poder reaccionar, pero la profesora sabía que el tiempo era escaso y siguió hablando.

“Los sucesos siempre ocurren en sitios distintos, por lo que imaginamos que son intencionados y quieren hacer una fotografía de esta época. En verano las clases transcurren durante el día, pero hoy cosecharemos productos de nuestro huerto y esto se hace por la noche, cuando las temperaturas son menos elevadas. Después de la Guerra Climática concluimos que habíamos demorado tanto en reaccionar porque habíamos perdido el contacto con los ciclos naturales y nos habíamos alienado, por esto ahora estudiamos y dedicamos horas de trabajo a las actividades vitales, todos habitantes saben plantar, cosechar, almacenar, construir.”

Cerré los ojos un segundo y al abrirlos ya estaba en mi casa, Claudio entraba en el salón “¿te has quedado dormida?”.

………………………………….
Fin del primer capítulo