Sonett: detergente ecológico para lavavajillas

El detergente Sonett necesita unas condiciones muy específicas para lograr resultados aceptables (es decir: vajilla limpia, aunque sin aquel brillo de nueva, y con una u otra mancha en algún vaso).

Las ollas, vasos y cubiertos no pueden tener exceso de suciedad. Si hay algo pegado en el fondo de la olla es mejor pasar una nana y los vasos manchados por zumo de naranja y leche caliente tienen que ser frotados con una escobilla antes de colocarlos en el lavavajillas, caso contrario se quedaran vestigios de las manchas.

El otro aspecto, y el más difícil de solucionar, es que hace falta un excelente lavavajillas. Os explico: con nuestro lavavajillas anterior (marca Whirpool) el resultado era catastrófico, aunque colocásemos la vajilla con un mínimo de suciedad, al terminar el ciclo de lavado teníamos la impresión de que la vajilla no había sido fregada y sólo se había aclarado. En nuestro nuevo lavavajillas, tomando las precauciones comentadas anteriormente, podemos usar el detergente Sonett con resultados aceptables. De todas maneras no repetiré esta compra.

Vasos: antes y después.
Platos: antes y después.

El lavavajillas nuevo es de marca Balay modelo 3VS-702BA, es el que logró la mejor puntuación en el análisis de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) y que en el ciclo ECO gasta solamente 9 litros de agua y 0,96KWh de energía.

El antiguo, de la marca Whirpool, estuvo con nosotros 5 años y en este tiempo tuvo 3 incidencias con un chip electrónico que impedía que se iniciase el lavado (todo el agua que entraba en el circuito era expulsado antes de empezar el lavado), cada arreglo nos costó alrededor de 150€. Basada en mi experiencia personal: no lo recomiendo.