Respuesta de la casa Santiveri

El 5 de febrero he publicado el artículo “ingredientes en productos cosméticos” en el que presentaba el nivel de peligrosidad de los ingredientes, según la base de datos del Environmental Working Group, en la “Crema fluida tonificante al aceite del árbol del té, pomelo, manuca y aceite de neem” de la casa Santiveri.

He entrado en contacto con su centro de Atención al Consumidor y el 9 de febrero he recibido su respuesta. Abajo podéis leer la íntegra del correo electrónico recibido (partes del texto destacadas por mí) y en este enlace está disponible el artículo actualizado.

Remitente:  AtencionAlConsumidor@santiveri.es
Fecha:  9 de febrero de 2011 16:46
Asunto:  Información solicitada

Apreciada Sra. Patricia Midori,

Queremos felicitarle por tu iniciativa en pro de la naturaleza, el ecosistema y la salud, sin embargo es importante que conozca una serie de aspectos técnicos para que pueda facilitar una correcta información y no crear una alarma injustificada ni desconfianza en el consumidor.

En primer lugar, comentarle que la evaluación que hace el “Environmental Working Group” sobre los distintos ingredientes cosméticos, es una evaluación toxicológica global. Comenta aspectos toxicológicos no tan sólo referentes al uso de esa sustancia como ingrediente cosméticos, sino que también tiene en cuenta datos toxicológicos de exposición profesional, oral, e incluso accidental y es necesario tener en cuenta que la toxicidad de las sustancias no depende tanto de la propia naturaleza de la sustancia, sino de factores como son el grado de exposición, dosis, tiempo de exposición, etc. Cualquier sustancia, incluso el agua, la sal o el aceite de oliva, en cantidades inadecuadas, pueden resultar potencialmente tóxicas.

Puntualizar también que a nivel europeo existe una estricta normativa sobre productos cosméticos y existen diversos comités científicos que evalúan constantemente la seguridad de los ingredientes que pueden formar parte de los productos cosméticos. En consecuencia los productos cosméticos comercializados y que cumplen con la normativa vigente pueden considerarse seguros para el consumidor.

Entrando en detalles, y respecto a lo que comenta en su blog sobre nuestro producto, debemos aclarar una serie de conceptos ya que la información que facilita no es del todo correcta.
En primer lugar es importante tener en cuenta que nuestro producto “Crema fluida tonificante al aceite del árbol del té, pomelo, manuca y aceite de neem”, es un COSMETICO BIOLÓGICO certificado por el CCPB (Consorzio per il Controllo dei Prodotti Biologici Soc. Coop.). El CCPB es un organismo certificador italiano fundado en 1988 y que aplica criterios similares a otros organismos certificadores de productos cosméticos:  Ecocert y Cosmebio en Francia, BDIH en Alemania, Demeter o Soil Association en el Reino Unido, etc.. Como ya sabrá, no existe normativa europea sobre Cosméticos Biológicos y a falta de esta normativa, distintas entidades certificadoras de diversos países han establecido unos criterios (bastante similares entre ellos) para catalogar o certificar un cosmético como biológico.

El hecho de que nuestro producto “Crema fluida tonificante al aceite del árbol del té, pomelo, manuca y aceite de neem” sea un producto certificado como COSMETICO BIOLÓGICO (NT/CB-01 cert. Nº 087/CB – CCPB) pone de manifiesto que en su formulación no sólo se ha tenido en cuenta el cumplir con la normativa general de cosméticos, sino que además se ha tratado de conseguir un Cosmético biológico a favor de la naturaleza y de nuestra salud.

Respecto a los ingredientes que resalta en tu blog y que cataloga como  de “riesgo moderado”, tal y como le comentábamos, la información fuera de contexto da lugar a confusión y a conclusiones erróneas que confunden al consumidor.

A continuación le facilitamos una breve información respecto a estos ingredientes que creemos dejan claro que catalogarlos como “de riesgo moderado” es facilitar una información confusa y alarmista para el consumidor.

Magnesium Aluminium Silicate: es silicato de magnesio y aluminio y es uno de los componentes mayoritarios del caolín-arcilla blanca. Se utiliza como antiácido por vía oral en numerosos medicamentos, es un componente del polvo blanco que se aplican los gimnastas en las manos, se usa en la fabricación de la porcelana, etc. La arcilla blanca (un remedio naturista tradicional) está compuesta mayoritariamente por silicatos de aluminio y magnesio. El Aluminio es un metal que presenta una cierta toxicidad y del cual se cuestiona últimamente su influencia en la aparición de determinadas enfermedades, pero exclusivamente bajo determinadas sales o formas elementales. Hay que tener los conceptos claros y no hay que confundir las cosas. El aluminio se puede encontrar bajo muchas formas, nada tiene que ver la presencia de silicatos de aluminio  en productos cosméticos con la exposición a Aluminio metálico (recipientes, envases, exposición profesional, estructuras de aluminio)  u a otras sales de Aluminio de las cuales es cuestionada en algunos foros su seguridad de uso.

Manganese gluconate: es el gluconato de manganeso. El manganeso es un oligoelemento necesario para nuestra salud y que ingerimos habitualmente con los alimentos. El gluconato de manganeso es una forma autorizada y usada en complementos alimenticios como aporte de manganeso por vía oral y numerosos complementos alimenticios a base de vitaminas y minerales lo incorporan. Estamos en un caso similar al anterior, nada tiene que ver el manganeso metálico con otras sales de manganeso y no se puede hablar de la toxicidad del manganeso sin tener en cuenta todos estos aspectos.

Tocopheryl acetate: es la Vitamina E, una vitamina antioxidante a la cual se le atribuyen importantes capacidades para neutralizar los radicales libres. Es cierto que en algunos foros se cuestiona su seguridad, pero de igual forma que se cuestiona sobre muchos otros antioxidantes si un exceso de éstos puede ser inadecuado desde el punto de vista de que las sustancias antioxidantes son por naturaleza sustancias muy reactivas y que un exceso de ellas pudieran tener precisamente las consecuencias contrarias a las que se desean. En las cantidades adecuadas la vitamina E no solo no representa ningún problema en un producto cosmético sino que se incorpora en numerosos productos cosméticos por sus propiedades antioxidantes frente al envejecimiento prematuro de la piel.

Lactic acid: es el conocido ácido láctico, una sustancia que continuamente se produce en nuestro organismo como consecuencia de los distintos procesos metabólicos y es el ácido que se origina en los productos lácteos fermentados y que les confiere ese sabor ligeramente ácido. Como cualquier ácido a dosis altas puede presentar toxicidad, al igual que otros ácidos como pudiera ser el ácido acético (vinagre). LA toxicidad sería consecuencia de una acidez excesiva del producto, pero no de la naturaleza tóxica de este ácido. Como en los casos anteriores no se pueda hablar de la toxicidad de un ingrediente fuera de su contexto ya que crea confusión. En cosmética hay productos que incorporan el ácido láctico u otros ácidos en una cantidad considerable para conseguir un producto con un pH extremadamente ácido con fines exfoliantes (peeling); evidentemente en estos casos, la aplicación de un producto extremadamente ácido sobre la piel puede entrañar riesgos, sin embargo generalmente el ácido láctico se usa en cosmética para regular el ph del producto y adecuarlo al ph de la piel.


Bemzyl alcohol, Linalool y Limonene no son ni tan siquiera ingredientes del producto. La normativa europea cosmética obliga a declarar una serie de sustancias (en ocasiones presentes de forma natural en los ingredientes) que pueden ser alergénicas y que pudieran dar lugar en algunas personas a una reacción alérgica, el Bemzyl alcohol, Linalool y Limonene son sustancias que forman parte de forma natural de muchos aceites esenciales de plantas medicinales. Están presentes por ejemplo y de forma natural en el aceite esencial de lavanda, pino, jazmin, anís, etc; aceites que se usan habitualmente en alimentación, fitoterapia y cosmética. Nuestro producto incorpora aceites esenciales naturales de varias plantas y que de forma natural contienen Bemzyl alcohol, Linalool y Limonene (los aceites esenciales de las plantas son mezclas complejas de diversas sustancias), por lo que de acuerdo a la normativa europea sobre productos cosméticos, se debe declarar su presencia en el etiquetado como información para posibles personas alérgicas.

Le agradeceríamos por tanto que procediera a corregir o retirar la información que facilita sobre nuestro producto y sobre los ingredientes que lo componen ya que consideramos que es una información parcial e incorrecta que da lugar injustificadamente a confusión y alarma entre los consumidores respecto a la seguridad y calidad de nuestro producto.

Atentamente,
ATENCIÓN AL CONSUMIDOR
Tel. 93 298 68 14 • Fax 93 298 68 19
atencionalconsumidor@santiveri.es • www.santiveri.es