¿Qué es la base de datos sobre cosméticos del EWG?

Estoy analizando los cosméticos que tengo en casa y para hacerlo, yo que no tengo formación especializada, hago uso de la Base de Datos sobre Cosméticos del Environmental Working Group. Cómo algunos de los resultados son inquietantes os explico cómo funciona la base de datos.

Sobre el Environmental Working Group
Es una ONG de Estados Unidos, fundada en 1993 por Ken Cook y Richard Wiles. Su misión es usar el poder de la información para proteger el medio ambiente y la salud pública.

La base de datos sobre cosméticos
Esta base de datos fue lanzada en 2004, y recopila información sobre la seguridad de los ingredientes que están en los productos cosméticos y de cuidado personal. Actualmente contiene la evaluación de 64.781 productos y 7.730 ingredientes.

¿Cómo se presenta la información?
Hay 2 parámetros básicos: el grado de peligrosidad y la falta de información respeto a un ingrediente.

El grado de peligrosidad pude ir del 0 al 10, siendo el 10 la puntuación de máxima peligrosidad.

La falta de información es el segundo aspecto. Cuanto mayor el porcentaje, mayor es la falta de información sobre el ingrediente.

Cada uno de los ingredientes tiene una tarjeta de puntuación, como el ejemplo abajo.

Además de la tarjeta hay una tabla resumen con los puntos de preocupación de cada ingrediente.

Existen 17 categorías de riesgo:

  1. cáncer
  2. reproducción y toxicidad para el desarrollo
  3. neurotoxicidad
  4. efectos de disrupción endocrina
  5. alergias / inmunotoxicidad
  6. restricciones de uso o advertencias
  7. toxicidad por órganos y sistemas
  8. persistencia y bioacumulación
  9. múltiples o exposición de aditivos
  10. mutaciones
  11. alteraciones celulares o bioquímicos
  12. ecotoxicidad
  13. riesgos profesionales
  14. irritación
  15. absorción (por el cuerpo)
  16. impurezas (en los ingredientes)
  17. otros

Información detallada
Cuándo un ingrediente está incluido en alguna de las categorías se presenta un breve resumen del tipo de riesgo existente y también las referencias a los estudios que lo avalan.

Importante: 
Los datos sobre el riesgo de los ingredientes son genéricos. Es decir, no llevan en consideración su uso (aerosol, polvo, crema), su permanencia (se deja actuar durante varios minutos, se enjuaga en seguida, se queda en la piel), la frecuencia de utilización (diaria, semanal) y la dosis. Esto dificulta la interpretación de la información. Personalmente estas evaluaciones me ayudan a tener una idea global de cada marca (las más naturales me gustan más) y siempre intento entrar en contacto con la empresa para que faciliten más información. Es una manera de presionar a la industria y de entender mejor las cosas.

¿Cuáles son las bases de datos consultadas?
El Environmental Working Group consulta a bases de datos de agencias del gobierno (EUA), paneles de la industria, instituciones académicas y otras fuentes de datos fidedignas. He contado 64 bases de datos en su web, cito las más importantes:

  • EPA (U.S. Environmental Protection Agency)
  • FDA (U.S. Food and Drug Administration)
  • NTP (National Toxicology Program)
  • CIR (Cosmetics Ingredient Review)
  • EC (Environment Canada)
  • SCCPNFP (Scientific Committee On Cosmetic Products And Non-Food ProductUNEP (United Nations Environment Programme)



Productos naturales y de síntesis química 
Muchos de los ingredientes pueden ser encontrados en la naturaleza o sintetizados en laboratorio. Yo doy preferencia a los que son naturales. Hace tiempo he leído que las moléculas naturales suelen ser dextrógiras (giran hacia la derecha) mientras que las moléculas sintéticas suelen ser levógiras (giran hacia la izquierda) esta sutil diferencia puede o no traer consecuencias, por ejemplo las malformaciones causadas por la talidomida tienen su origen en esta diferencia:

“Mientras que la talidomida dextrógira posee excelentes propiedades analgésicas, su enantiómero levógiro es un teratógeno que causa malformaciones fetales”
DISCURSO PARA LA CEREMONIA DE ENTREGA DEL TITULO DE DOCTOR HONORIS CAUSA POR LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE, 28 DE ENERO DE 2003