Portal 22

portal22valls

Hace ya algunas semanas que cuando pasaba por la Plaça del Portal Nou, en Valls, me fijaba en un toldo en una de sus esquinas. El toldo, sobrio y simpático a la vez, tenía un fondo marrón granate y unas letras blancas diciendo “Portal 22, Tapes, Copes i Terrassa” combinando perfectamente con la puerta de madera y cristal del discreto edificio de unos 60 años.

Así que este sábado decidí conocerlo. ¡¡No me arrepiento!! El restaurante está en la primera planta del edificio, es una casa reformada que respira un poco a casa y un poco a restaurante. Los marcos, las puertas y las lámparas originales conviven armoniosamente con las mesitas modernas. El personal es muy majo, habrán estudiado esto de hostelería y estarán haciendo su sueño realidad (o al menos me dio por pensar en esto). Ah, y antes de marcharme me he acercado a la terraza, que será muy disfrutable en cuánto se marchen los últimos días fríos.

La comida muy buena. Presentación creativa con sabor de verdad. Me he pedido una ensalada waldorf, un “Lingot de Garrinet”, que viene a ser un trozo de cochinillo deshuesado y crujiente, para postre brownie de chocolate negro con crema de chocolate blanco (¡¡viva las calorías!!). La ración no es especialmente grande, pero está en línea con su precio. No es un sitio para pegar la gran comilona y volver a casa rodando sobre la propia tripa. Ah, y el café es Líder (una empresa de Valls), otro punto a favor del Portal 22 (al menos en mi opinión).

Entre semana al mediodía hacen menús a 10€. Apa, aquí os dejo el enlace de su web: Restaurante Portal 22, Valls, Tarragona.