Leche de Soja con Soyabella

Después de unas semanas haciendo leche de soja con la receta tradicional me di cuenta de que era demasiado enredo. El proceso de colado con el trapo de algodón tardaba unos 10 minutos pues los poros de la tela se obstruyen, luego había que lavar muy bien el trapo y también ensuciabas varios utensilios: el vaso de la thermomix, colador, cucharón, cuenco para el colado y el fatídico trapo.

Conclusión: me puse a buscar alguna solución más sencilla para hacer las leches vegetales y encontré la máquina de hacer leches vegetales Soyabella. La máquina tiene una base que calienta el agua, un triturador para las habas de soja y un colador de acero inoxidable, de manera que cuando la máquina termina su ciclo ya tienes la leche lista y filtrada.

Había varias opciones, esta me gustó porque la resistencia que calienta el agua está aislada y es más fácil limpiar una jarra de acero inoxidable que no la resistencia que calienta el agua. Tiene 2 accesorios muy interesantes: el primero un recipiente en el que se encaja el colador de acero y sirve para aguantarlo en pié y también para desencajarlo del resto de la estructura y una escobilla de limpieza para el colador.

La receta paso a paso:
Coja las habas con el medidor y póngalas en remojo durante 4-8 horas. Las puedes colocar en remojo en el propio colador.

Luego ponga el agua en la base de la soyabella, encaje el filtro en la parte superior.

Junte la base con la parte superior de la soyabella  y conéctela a la electricidad.

La luz roja parpadeará (no se aprecia en la foto), apriete el botón “Milk” la luz se quedará roja indicando que el proceso ha empezado.  Los primeros minutos solo calienta el agua y es muy silencioso, luego hay 2 fases de trituración y cuando está listo la máquina emite un pitido y parpadeará la luz verde. El proceso dura unos 15 minutos.

Puedes quitar la tapa con cuidado para no quemarse con el vapor caliente y usar el recipiente de plástico para sujetarla. La leche estará lista dentro de la jarra.

La leche sabe a soja y es necesario endulzarla un poco para enmascarar su sabor. En este caso lo hice con jarabe de arce. Luego la guardo en una botella como la de yogur líquido La Fageda y tengo leche para unos 4 días.

Como en casa solo la bebo yo durante el desayuno siempre hago 800 ml, pues al ser un producto fresco y sin conservantes su sabor y textura cambian después de 1 semana.

Un día intenté endulzarla con una reducción de zumo de manzana pero la acidez del zumo cortó la leche (una penita más grande).