La ONU recomienda comer menos carne de vacuno

Menos vacas para frenar el cambio climático.

Curioso pero cierto, según un informe de la FAO (Fondo de las ONU para la Agricultura y Alimentación), la indústria cárnica es responsable por un 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Reducir la ingestión de carne bovina es otra forma de salvar el planeta. Un maravilloso entrecot a la plancha es el producto final de un proceso industrial de fabricación que incluye:

- destruir bosques para conseguir más tierras para crear ganado
- producir granos y pasto para alimentar al ganado (gasto de agua, agro-tóxicos, fertilizantes y tratores)
- producción de gas metano en la digestión (una vaca puede producir 200 litros de gás metano al día)
- transporte al matadero
- transporte a los puntos de venta

Además en la búsqueda de más lucro, muchas granjas se “industrializan” para aumentar la productividad, lo que significa mal trato a los animales y un producto de calidad inferior:
- animales confinados para aprovechar mejor el espacio
- uso exagerado de antibióticos para acelerar el engorde
- piensos de calidad dudosa para reducir el gasto en alimentación
- crueldad (por ejemplo: castración, marcado y extracción de los cuernos sin anestesia)

Por esto modere el consumo de carne y siempre que pueda compre un producto ecológico (que normalmente viene asociado con una crianza no-cruel y con menor uso de productos químicos).

:: Más información sobre el metano que producen las vacas aquí.
:: Más información sobre la recomendación de la ONU aquí.
:: Más información sobre granjas industriales en el link anexo. ATENCIÓN: las imágenes pueden herir tu sensibilidad, la locución está en inglés y las imágenes fueran tomadas en granjas de Estados Unidos.