La Controvertida Terapia Gerson Contra el Cáncer

¿Curar el cáncer sin cirugía y sin quimioterapia es posible?

Los defensores de la Terapia Gerson dicen que sí, que se puede curar el cáncer con alimentos, suplementos y enemas. En este artículo intentaré exponer y razonar sobre esta terapia de la manera más transparente, honesta y libre de prejuicios posible. Infelizmente el cáncer está por todas las partes. Conozco gente que ahora mismo libra una lucha contra él, gente que le ha ganado la batalla y, también, gente que ya no está. En el caso de que la terapia funcione sería una tragedia rechazarla por puro escepticismo. Si no funciona, sería igualmente cruel generar falsas esperanzas y expectativas. Tal vez sea de utilidad conocerla y, con ponderación y prudencia, ver qué podemos aprender de ella.

En este artículo:

  • Cuál es la base de la Terapia Gerson
  • En qué consiste la Terapia Gerson
  • Que dicen las autoridades
  • Conflicto de Intereses
  • Existen casos de éxito
  • Dónde tratarse con la Terapia Gerson
  • Quien fue Max Gerson

Cuál es la base de la Terapia Gerson

La terapia Gerson se basa en la creencia de que el cáncer es una enfermedad de todo el organismo y que  el tumor es sólo un síntoma de un cuerpo enfermo. Gerson considera que el cáncer es el resultado de una acumulación de varios factores perjudiciales que se combinan y causan el deterioro de  todo el sistema metabólico.
El objetivo de la terapia Gerson es llevar el cuerpo a su estado metabólico normal, o lo más cerca a este estado como sea posible, y mantener el metabolismo en un equilibrio natural. Este equilibrio se logra con una dieta vegetariana especial, suplementos que ayudan a acelerar el metabolismo del cuerpo y enemas que ayudan a eliminar las toxinas del intestino.

 

En qué consiste la Terapia Gerson

Los puntos principales de la dieta son los siguientes:

  • Beber 13 vasos de zumo diariamente. Los zumos deben de estar recién hechos y deben tomarse a cada hora.
  • Deben usarse frutas y verduras ecológicas.
  • La comida debe de ser vegetariana a base de frutas, vegetales y granos integrales (todos de producción ecológica).
  • Suplementos alimenticios: potasio, solución de lugol (yoduro de potasio, yodo y agua), enzima Q10 inyectada con vitamina B12, vitaminas A, C y B3; aceite de lino, enzimas pancreáticas, pepsina.
  • Enemas de café o de camomila regularmente para remover las toxinas del cuerpo.
  • No se debe usar sal, aceites o especies en la preparación de la comida y no se puede usar utensilios de aluminio.

 

Que dicen las autoridades

El National Cancer Institute de Estados Unidos claramente no la apoya, pero en ningún momento la desacredita o la describe como una farsa o mentira. En ningún momento se cuestionan los fundamentos de la terapia o los casos de cura, simplemente afirman que no hay estudios científicos que prueben que la terapia funcione.

En relación a los estudios clínicos hay dos citaciones interesantes (de la propia web del National Cancer Institute):

En 1990, el estudio de un régimen alimentar similar a la terapia Gerson se realizó en Austria. Los pacientes recibieron el tratamiento convencional en conjunto con la dieta especial. Los autores del estudio informaron que la dieta aparentemente ayudó a los pacientes a vivir más tiempo y redujo los efectos colaterales. Los autores dijeron que era necesario realizar más investigaciones.

En otra citación:

La evaluación de los casos de 6 pacientes con cáncer metastásico que habían usado a terapia Gerson reportó que  la terapia ayudó los pacientes en algunos aspectos tanto física como psicológicamente. Basándose en estos resultados, los evaluadores recomendaron ensayos clínicos sobre la terapia Gerson.

Conflicto de Intereses

De ser efectiva, la Terapia Gerson representaría un duro golpe a la industria farmacéutica, a la industria del cáncer y a la industria ganadera (por defender una dieta vegetariana). Probablemente esta es la razón por la que no hay investigación sobre esta terapia: grandes lobbys no ganarían dinero con la Terapia Gerson, es más, perderían facturación.

Es una manera extrema de colocar el dinero por delante de las personas. Aunque esto no es novedoso: un caso similar es el de las enfermedades olvidadas, es decir, enfermedades que tienen cura pero que los laboratorios no producen los medicamentos para tratarlas porque son enfermedades de países pobres y no ganan suficiente dinero con ello.

 

Existen casos de éxito

Además de los 50 casos explicados por el propio dr. Max Gerson en el libro “A Cancer Therapy: results of 50 cases” (Una terapia contra el cáncer: resultado de 50 casos), hay varios testimonios en videos, libros y documentales, cito algunos de ellos:

En 2004, el príncipe de Gales hizo la siguiente declaración en una conferencia para profesionales de la salud:
“Yo sé de una paciente  que se dirigió a la Terapia Gerson después de que le dijeran que tenía  cáncer terminal y que no sobreviviría a la quimioterapia. Felizmente, 7 años más tarde, ella sigue viva y sana.  Por lo tanto, es vital, en vez de despreciar estas experiencias, investigar los beneficios de estos tratamientos.”

Michael Gearin-Tosh, profesor de inglés en Oxford, escribió el libro “Living Proof: a medical mutiny”  (Prueba viviente: un motín médico) sobre su experiencia con la Terapia Gerson. Él fue diagnosticado con mieloma (cáncer de la médula ósea) y los médicos le dieron 1 año de vida, tras mirar las estadísticas constató que la quimioterapia funcionaba en tan solo un 4% de los pacientes con el mismo tipo de cáncer que el suyo. Investigó varias terapias alternativas y se trató con la Terapia Gerson. El profesor murió en 2005, 11 años después de su diagnóstico,  de una infección sanguínea sin relación con el cáncer.

Beata Bishop, diagnosticada con melanoma en 1981 recibió la Terapia Gerson:
“Durante años, la profesión médica ortodoxa ha sido totalmente ignorante del inmenso potencial de la terapia nutricional. Finalmente han admitido que si usted come el alimento adecuado puede prevenir una enfermedad grave, pero aún así dicen que si usted está enfermo, ya no puede hacer nada. Yo no soy la única que ha sobrevivido con la Terapia Gerson, hay muchos otros como yo.”

En el documental “Dying to Have Known” (Me muero por saberlo) Stephen Kroschel entrevista varios casos de éxito de la Terapia Gerson, y, también se entrevista con algunos médicos japoneses, médicos ortodoxos, que están aplicando una terapia muy similar a la terapia Gerson con éxito. Puedes ver el documental en inglés con subtítulos en castellano aquí:


Terapia Gerson Documental Youtube

Quien fue Max Gerson

Max Gerson, de origen alemán, estudió medicina y emigró a Estados Unidos. En 1938 empezó a practicar la medicina en Nueva York después de haber convalidado sus estudios. Mientras estaba en Alemania, Gerson, desarrolló una dieta vegetariana para curar sus migrañas, la dieta era inspirada en Paracelso (1490-1541) quien decía que la dieta era la base de la medicina terapéutica. Aun en Alemania  Gerson observó que la dieta también era efectiva para curar al Lupus Vulgaris. En 1946, Gerson y cinco de sus pacientes comparecieron en el Congreso para pedir más fondos para la investigación del cáncer. A partir de este momento  su trabajo empezó a ser cuestionado y rechazado, culminando con su suspensión por un período de 2 años de la Sociedad Médica de Nueva York en 1958. Este año Gerson publicó el libro “A Cancer Therapy: Result of 50 cases” con 50 casos de cura de cáncer. Curiosamente todas las críticas se basaban en la falta de criterios para la evaluación clínica, falta de evidencias científicas y falta de estudios clínicos. Pero ninguna desmiente los casos de cura o afirma que son farsas, simplemente afirman que falta evidencia científica que confirme que la terapia funcione.

 

Participa

  • ¿Te ha gustado este artículo? Difúndelo en las redes sociales.
  • ¿Qué opinas de todo esto? Comparte lo que piensas en los comentarios (más abajo en esta página).

Fuentes y enlaces de interés: