Green Gecko, ONG de Camboya

Este año he viajado a Siem Reap, Camboya, un destino conocido por sus templos, el más emblemático es el de Angkor Wat, y en menor medida por las poblaciones pesqueras del Tonle Sap Lake. A simple vista se nota la pobreza profunda del país, la simpatía de su gente y su dependencia del turismo (el turista no puede dar dos pasos sin que le ofrezcan productos y servicios).

Lo que es más difícil de ver es su historia: 1863 fue un protectorado francés, ocupado por Japón durante la Segunda Guerra Mundial, se independizó en 1953;  en 1975 el poder es ocupado por el régimen del Khmer Rouge liderado por Pol Pot y por lo menos 1,5 millones de camboyanos fueron ejecutados, con la desgracia adicional de que normalmente los ejecutados pertenecían a la élite intelectual del país: médicos, profesores, ingenieros…, como si no fuera suficiente los vietnamitas comunistas se refugiaban en Camboya durante la guerra de Vietnam y para perseguirlos Estados Unidos arrojó 540.000 toneladas de bombas sobre Camboya en el período de 1969 a 1973.

Pese a que les hayan arrebatado tanto es una gente que siempre sonríe. Tal vez por esto Siem Reap esté llena de ONGs y fundaciones. He podido tener un contacto breve con algunas, entre ellas Green Gecko Project puede hablar con los niños que antes mendigaban en la calle y ahora son apoyados por esta ONG: eran niños felices, expresivos, llenos de salud y hablaban muy bien el inglés.

Sigue abajo la traducción de su página web de descripción del proyecto:

El proyecto Green Gecko (GGP) da soporte a 33 familias crónicamente pobres en Siem Reap, Camboya y tiene como objetivo darles las habilidades y la educación que les permita romper el ciclo de la mendicidad y una reinserción positiva en la sociedad.

GGP se ha convertido en lo que es hoy en día para atender a las necesidades de estas familias. GGP fue creado inicialmente en 2005 como un centro de acogida para niños de la calle, un lugar seguro para que pudiesen comer, lavarse, estudiar y jugar un par de horas al día. La mayoría de estos niños eran el principal sostén económico de sus familias y los responsables de alimentar y dar seguridad a sus hermanos menores.

A finales de 2006, la mendicidad se convirtió en ilegal en Siem Reap y decenas de personas fueron arrestadas  y llevadas a un centro de detención, entre ellos tres niños que habían asistido al centro durante 16 meses. Estos niños fueron puestos en libertad con la condición de que GGP jugase un papel más permanente en sus vidas y les retirase de las calles de forma permanente. Con esta nueva responsabilidad y sin estructuras de apoyo social por parte del gobierno GGP empezó a incentivar micro-empresas, a proveer ayudas para el alquiler y paquetes semanales de nutrición para las familias con el objetivo de evitar que estos niños fuesen forzados a mendigar o, peor aún, que terminasen  en la prostitución infantil como muchos de sus hermanos mayores.

La mayoría de los padres de estos niños no pudieron entrar en el mercado de trabajo. Muchos de ellos no fueron a la escuela, otros fueron víctimas de minas terrestres y de la discriminación. GGP comprender que cambios duraderos solo serán posibles a través del apoderamiento y la participación. GGP ahora realiza un programa de divulgación, basado en el apoyo a las familias hayan sido víctimas de la violencia, el trauma y el abuso. En cuanto a la interrelación de los factores sociales y conductas individuales de las familias, se pretende facilitarles una vida más sana y más sostenible, ayudándolos a afrontar los traumas del pasado y  a reducir los daños asociados a ellos como la adicción a los juegos de azar, el alcohol y el consumo de drogas que contribuyen a temas como el endeudamiento y la violencia doméstica.

Este ambiente familiar estaba colocaba a los niños en peligro y era necesario ampliar el centro para proporcionarles una segunda casa en la que estaban a salvo de los abusos y que pudiese atender a sus necesidades básicas físicas y emocionales para que su educación fuese posible. Mediante el apoyo a estos niños – a través de sus años de formación y en su entrada a la vida adulta – y por medio de una capacitación constante, GGP espera brindarles la oportunidad para que puedan alcanzar su máximo potencial.

ENLACES DE INTERÉS: