El encantador de… huertos

Gapar Caballero de Segovia Parades en Crestall agricultura ecológica
Gaspar y Patricia

Gaspar Caballero de Segovia, inventor del Método Parades en Crestall de horticultura ecológica tiene muchos puntos en común con César Millan (El Encantador de Perros). Ambos son auto-didactas, basan su conocimiento en décadas de observación y práctica, tiran por tierra los métodos tradicionales y consiguen resultados espectaculares.

Tuve la oportunidad de conocer el Método Parades en Crestall el último fin de semana en un curso impartido en Madrid, sus principales ventajas son:

  • Alta productividad y diversidad de productos en un espacio pequeño: En este método la tierra es muy rica en nutrientes y se planta los productos  muy pegados unos  a los otros, con espacio suficiente solo para su crecimiento. De ahí que en un espacio reducido puedes tener muchas variedades de hortalizas.
  • Labores fáciles y poco mantenimiento : la tierra se labra solamente la primera vez, en los años siguientes solo se le reponen los nutrientes usando el compost. Las reducidas dimensiones hacen que en seguida se concluya el rastrillado o cualquier otro trabajo. Las personas que ya se han deslomado haciendo huertos encontrarán este punto especialmente motivador.
  • Ausencia de productos para el control de enfermedades y plagas: la correcta preparación de la tierra y elección de las semillas o plantes garantizan plantas fuertes.
  • Y, lo mejor: verduras y legumbres grandes, saludables y llenos de sabor.

Se pude conocer los pasos básicos de este método en su web, pero vale la pena hacer el curso.

Parte práctica del curso Parades en Crestall

Primero por la oportunidad de aclarar toda clase de dudas con el propio inventor del método y por los consejos prácticos que surgen a lo largo del curso. Por citar un ejemplo: los planteles de cebolla  tenían las raíces muy crecidas y formaban un enmarañado, en mi visión esto era positivo pues representaba que la plantita había tirado adelante y estaba fuerte, pues Gaspar elimina estas raíces y parte de su hoja.

En segundo lugar conocer gente que comparte las mismas inquietudes es muy gratificante, se pueden intercambiar muchas experiencias y conocer gente que está preocupada en mejorar su alimentación y acercarse a un estilo de vida más integrado con la naturaleza.

Bueno, ahora empiezo a montar mi huerto, en algunos meses ya empezaré a cosechar. Ya os contaré las novedades.