Filtros de ducha: agua sin cloro

Agua tratada con cloro
El agua de grifo está desinfectada con cloro. El cloro es extremamente tóxico, una exposición a grandes cantidades puede matar a una persona en cuestión de minutos. Por otro lado, el cloro es muy inestable y nada más ser empleado en la desinfección del agua empieza a descomponerse en otras sustancias.

Trihalometanos 
Al entrar en contacto con la materia orgánica presente en el agua el cloro forma diversos trihalometanos (THM): trifluorometano, clorodifluorometano, triclorometano, bromodiclorometano, dibromoclorometano, tribomometano, bromoformo, triiodometano, iodoformo.

Riesgos para la salud
Los THM están en la lista de sustancias tóxicas y su impacto en la salud está siendo investigado. No existen pruebas concluyentes pero varias agencias como la EPA (Agencia de Protección Medioambiental – EUA), la DHHS (Departamento de Salud y Servicios Humanos – EUA) y la IARC (Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer) definen los THM como sustancias probablemente causadoras de cáncer.

Estos productos están siendo investigados por estar relacionados a cáncer de hígado, riñón, vejiga, colon y recto,  a problemas del sistema reproductor, partos prematuros y a defectos de nacimiento en el cerebro y medula espinal.

Como entran en nuestro organismo
Estas sustancias tóxicas entran en nuestro organismo cuándo bebemos agua de grifo, a través de la piel cuándo nos duchamos y también por el aire cuándo se volatizan, por ejemplo, mientras nos duchamos. Hay estudios que afirman que en una ducha de 10 minutos se absorben los THM en una cantidad equivalente a beber 8 vasos de agua. Los THM absorbidos por la piel y por las vías respiratorias rápidamente entran en la corriente sanguínea.

Como evitar la exposición a los THM
Los filtros de carbón activado y con resina de KDF son capaces de filtrar a los trihalometanos y otras sustancias presentes en el agua como trazas de pesticidas, fertilizantes y herbicidas.

Filtros de ducha
Existe una infinidad de marcas en el mercado, con precios que van desde los 20€ hasta los 80€. La mayoría se puede instalar directamente en el grifo, el diseño más común se parece a una bola de plástico de unos 10 cm de diámetro, el diseño más elegante que he encontrado fue el de Purespa. En todos modelos es necesario cambiar en cartucho a cada 6 meses.

Además del precio es importante observar la calidad de los filtros. Cuanto más compactado esté el carbón activado mayor será su capacidad para filtrar. En casa tengo el filtro de Aguapur, el cartucho mide 6 cm de diámetro y 6,5 cm de altura y pesa 500 gramos.

Los gobiernos
La presencia de estas sustancias en el agua no es ninguna novedad y no existe mayor preocupación por parte de los gobiernos primero porque están presentes en pequeñas cantidades y segundo  porque resultaría muy costoso modificar todo el sistema de tratamiento de aguas.

Los estudios
No hay ningún estudio que afirme que estas sustancias provocan cáncer y enfermedades, pero tampoco existe un estudio que afirme que no las provoquen. Es decir estamos en el limbo, y en mi opinión aquí estaremos durante mucho tiempo. Estamos expuestos a reducidas cantidades de inúmeras sustancias tóxicas diariamente, raras veces esta múltiple exposición tiene consecuencias inmediatas y evidentes; pero desconocemos si silenciosamente están dañando nuestro cuerpo y preparando una enfermedad neurológica, una enfermedad auto-inmune, un cáncer o un problema de infertilidad. Buscando una metáfora es como el alcohólico que nunca murió de una borrachera, pero terminó muriéndose de una cirrosis hepática.

Fuentes y enlaces: