De vuelta al cole

Unidad formativa: Manejo y mantenimiento de tractores y máquinas motrices

Queridos lectores, el 13 de septiembre volví al cole, estoy cursando el Grado Medio de Agricultura Ecológica (de lunes a viernes de 7:50 h a 14:05 h) y, sigo trabajando todos los días de la semana de 15:00 h a 20:00 h. Como consecuencia a lo mejor disminuyo el ritmo de actualizaciones del blog pues no tengo tiempo “pa na”, de momento estoy adaptándome.

 

¿POR QUÉ?

Ya hace tiempo que mi “antigua vida profesional” dedicada a tener una buen cargo en una buena empresa ya no me llenaba en absoluto. Empecé por pequeños cambios: el blog, el huerto, hacer cerveza… pero me di cuenta de que esto no era suficiente y he decidido volver a estudiar algo que realmente me motiva.

 

¿Y CUAL ES EL PLAN?

Bueno… mi pareja y yo teníamos el plan de irnos a vivir en Nueva Zelanda en 2008, pero vino la famosa crisis y el plan se fue al garete. De manera que, ahora mismo, el plan es aprender e informarme sobre los temas que me gustan, y dejar que las cosas encajen a medida que se desarrollen los acontecimientos. No hay realmente un plan, simplemente hemos puesto el barquito rumbo al destino deseado, e iremos tirando adelante conforme el viento y la marea nos lo permitan.

 

CHOQUE CULTURAL

Una tercera parte de mi clase nació el mismo año en que yo terminé mis estudios en la universidad. Por suerte, en los días de hoy, tenemos una mentalidad más abierta y la diferencia de edad se sortea con mucha facilidad. Obviamente la adolescencia, a ratos, es ruidosa, espontánea e indisciplinada. Y sospecho que a veces ellos me ven un poco seria, empollona e incluso aburrida. Lo raro sería que teniendo edades (y por consecuencia experiencias de vida) tan distintas nos comportásemos exactamente de la misma manera. ¿No? Lo importante es que a pesar de estas diferencias, son muchos más los intereses que tenemos en común y nos llevamos francamente bien. Yo estoy muy contenta de tener estos compañeros de estudios.

Lo que más me cuesta, es dosificar. Por mi naturaleza me pondría como la hermana mayor a explicarles que se cuiden la salud, que aprovechen para aprender al máximo que luego les hará falta y no podrán volver hacia atrás en el tiempo, y esto y aquello.  Pero estar todo el tiempo dando consejos que no fueron solicitados, termina por ahogar y agobiar, así que hay que ir poquito a poco, para que florezca una bella amistad.

 

LA SITUACIÓN DE LA EDUCACIÓN

Teniendo en cuenta lo que sale en los telediarios, éste instituto parece el cielo. Profesores bien preparados e interesados por los alumnos. Los equipamientos no son relucientemente nuevos y abundantes pero nos permiten hacer clases prácticas con seguridad, lo que se ve manifiestamente obsoleto son los ordenadores. Los alumnos no son drogatas, destructores y conflictivos, aunque el tracto con os profesores a veces es demasiado informal, y, gran parte de la clase fuma (tabaco y otras hierbas).

Hay una pequeña proporción de estudiantes extranjeros que no se ven del todo mezclados con el resto de alumnos, pero tampoco se respira tensión en el aire, ni mucho menos.

 

LA EXCEPCIÓN QUE DEBERÍA SER LA REGLA

En los tiempos que corren, tener un buen puesto de trabajo con una jornada reducida y poder estudiar es toda una excepción y un privilegio.  Pero creo que debería de ser la regla, pues es una buena manera de reciclar y redireccionar la vida profesional. Gran parte de la fuerza laboral no está trabajando en lo que le gusta y satisface, ya sea porque se equivocó al elegir la carrera o porque no pudo seguir la carrera que quería. Además muchos puestos de trabajo exigen una intensidad, velocidad y  dedicación que ya no tienes a los 40, 50 años y poder formarse ayuda a una transición a otra actividad que sea más adecuada.

En fin, hay mucho trabajo para cambiar la mentalidad empresarial, y de salida es importante abrirse a nuevas ideas y saber que aquello que es común no es necesariamente correcto ni bueno.

Desea algo e intenta alcanzarlo. Verás que a medida que caminas hacia tu objetivo las distancias se hacen más pequeñas, hasta que un día, pasito tras pasito, haz llegado a tu destino. A veces el mayor obstáculo a nuestra realización personal es nuestra propia pereza y conformismo.