Como guardar la compra en la nevera

Todos sabemos que para frenar el cambio climático es necesario reducir el consumo de energía. Con este objetivo cualquier pequeño esfuerzo es válido, por pequeño que parezca, si multiplicamos un pequeño ahorro por los 40 millones de habitantes de España, o los 307 millones de Estados Unidos, o los 7 billones del mundo… Uau, peazo ahorro.

Pues vamos al pequeño ahorro: cada vez que abrimos la puerta de una nevera se pierde una grande cantidad de frío, que, al cerrar la puerta, la nevera deberá recuperar. Cuánto más tiempo dejamos la puerta abierta, más energía se gastará para recuperar el frío que se ha perdido.

Para hacer nuestras incursiones más rápidas es importante tener los productos organizados y preparados para cogerlos. Así evitamos tener la puerta abierta mientras buscamos el producto, quitamos los cartones y plásticos que le protegen y finalmente separamos la porción individual que queremos usar.

En esta foto vemos los productos tal como han sido traídos del supermercado. Los yoguresestán envueltos en cartón y unidos en una misma bandeja:

 

 

En esta foto tenemos los productos listos para guardar en la nevera. A la izquierda están los postres sin embalaje y separados individualmente y a la derecha están los cartones que irán al contenedor de reciclaje: