Ciberacción: no más ataques contra los genéricos

India es conocida como la farmacia de los países en desarrollo debido a su capacidad de ofrecer productos de calidad a precios asequibles. Novartis quiere impugnar la ley de patentes de este país para controlar la competencia y subir los precios de los medicamentos. En la práctica esto significaría dejar sin tratamiento a miles de personas de baja renta  en los países en desarrollo. Firma la petición pidiendo que Novartis retire la demanda.

 

¡Fírmalo ahora! Haz clic aquí.

 

¿LAS PERSONAS IMPORTAN MÁS QUE LOS BENEFICIOS?

Cualquier persona entiende que una empresa tiene que ser rentable para existir, esta acción no cuestiona el lucro, pero defiende una reducción de beneficios para salvar vidas, es decir: menos lucro, no pérdidas.

Todas las empresas indias que producen genéricos obtienen beneficios de su actividad y esto es lo que les permite prosperar. Por otro lado la competitividad hace posible una reducción de precios, para que nos hagamos una idea Novartis vende en India el mesilato de imatinib (Glivec) a 2.400 dólares por paciente al mes. Las compañías genéricas venden versiones de este mismo anti-cancerígeno a 200 dólares por paciente al mes.

¿Y EL COSTE DE LA INVESTIGACIÓN?

La legislación India respeta la ley de patentes, es decir, la empresa detentora de la patente de un medicamento es la única que puede producirlo y de esta manera puede establecer su precio y recuperar el dinero que ha gastado en su investigación. Ahora sí, el apartado 3 (d)  de la Ley de Patentes India requiere que las patentes solo se concedan a medicamentos verdaderamente nuevos e innovadores.

Además, en países ricos se aplican leyes de patentes más benéficas para las empresas. Por ejemplo, el Glivec de Novartis está patentado en casi 40 países, principalmente países ricos, lo que permite a Norvatis exclusividad en estos mercados.

LAS FALSAS INNOVACIONES

Las empresas farmacéuticas usan la estrategia de perennidad de patentes, es decir, cuando las patentes están a punto de caducar se realizan pequeñas mejorías en la fórmula que les garantiza una prórroga de 20 años en el monopolio de producción del producto.

Un ejemplo de esto es el abacavir, un medicamento para tratar el sida. Aunque la molécula del abacavir fue descubierta por primera vez y patentada en la década de los ochenta, la compañía farmacéutica GlaxoSmithKlein (GSK) solicitó una patente en 1997 para el sulfato de abacavir (forma salina) en los países en desarrollo, con la intención de obtener una patente que le otorgaría un monopolio hasta el año 2017. En los países en los que se concedió la patente, esto ha bloqueado el acceso a formas genéricas asequibles del abacavir.

Médicos Sin Fronteras

¿LAS PATENTES FRENAN LA INNOVACIÓN REAL?

El objetivo de una ley de patentes es fomentar la innovación. La lógica es que al garantizar un período de exclusividad la empresa puede recuperar  el dinero invertido, lo que genera seguridad para seguir invirtiendo en innovación.

En la vida real, este período de exclusividad asegura un monopolio e incentiva la dosificación de las innovaciones. Todos sabemos que a nadie le gustan los competidores y la ley de patentes es una herramienta interesante para mantener los competidores fuera de juego.

Cada vez hay más estudios que demuestran que aunque la protección de las patentes ha aumentado en los últimos 20 años, la tasa de innovación ha disminuido.

Médicos Sin Fronteras

EL CASO NOVARTIS

En enero de 2006 se rechaza la solicitud de patente para el Glivec (un anti-cancerígeno) por varios motivos, entre ellos, que se trata simplemente de una nueva forma de una sustancia conocida.

En  mayo de 2006 Novartis presenta dos impugnaciones legales en el Tribunal Supremo de Madrás y en agosto de 2007 el Tribunal Supremo de Madrás falla en contra de Novartis.

En junio de 2009 la Junta de Apelación de la Propiedad Intelectual, responsable de examinar las apelaciones en solicitudes de patentes, rechaza el recurso de apelación de Novartis y confirma que el mesilato de imatinib (Glivec) no merece una patente ya que la compañía no ha sido capaz de demostrar un aumento significativo de su eficacia, tal como estipula el Apartado 3(d) de la Ley de Patentes india.

En agosto de 2009 Novartis pide la impugnación de la interpretación y aplicación del Apartado 3(d) por parte de los tribunales y las oficinas de patentes indios.  Está pendiente la decisión del Tribunal Supremo Indio.

SI NOVARTIS GANA…

Si Novartis gana el caso del Glivec se abrirá un precedente para que la misma lógica se aplique a otros medicamentos, por ejemplo a los que se usan para tratar el HIV/SIDA.

 

¡Fírmalo ahora! Haz clic aquí.

 

ENLACES DE INTERÉS


¿TE HA GUSTADO?
Me gustaría saber tu opinión, aunque sea para decir “buen artículo” o “no estoy de acuerdo”.
Si te ha gustado mucho prueba compartirlo usando los botones abajo.