Banjo: recuperando el espíritu de un perro

Para mí este es el episodio más bonito del Encantador de Perros. A veces aún me caen lágrimillas al verlo. Banjo es un sabueso (coonhound) que fue usado como cobaya en un laboratorio farmacéutico. Al final del experimento fue parar a un refugio de animales, pero su desconfianza en relación a las personas era tan atroz que jamás podría ser adoptado y le iban hacer la eutanasia. Esto rompió el corazón de Beverly, voluntaria del refugio, que decidió adoptarlo. Tras 4 años intentando vencer su miedo, sin éxito, Banjo finalmente conoce a Cesar Millán. En algunas horas Banjo se libera de su estado atormentado e inseguro y, por fin, puede ser simplemente un perro que hace cosas de perro y que puede disfrutar del afecto de sus amos.

Citas del reportaje:

Veterinaria del refugio sobre los perros del laboratorio
“… tenían tanto miedo de la gente, no podías darlos en adopción, solo querían esconderse.”

Beverly, la mujer que adoptó a Banjo
“… iban a practicarle la eutanasia, en su tarjeta decía Demasiado Temeroso…”

Beverly relatando la sentencia de un entrenador de perros
“… pero que el perro tenía miedo, que seguramente había sido maltratado en la etapa de su desarrollo, y que nunca sería feliz, incluso viviendo con nosotros, que Bruce y yo iríamos contribuir a su infelicidad y que era mejor que no existiera.”

Hitos del vídeo:

2:30 El comportamiento típico de Banjo en los últimos 4 años.
2:50 Beverly explica la experiencia con un entrenador de perros.
4:05 Como Banjo perdió la confianza en las personas.
6:06 Cesar se acerca a Banjo por primera vez. Explica cómo lo hace y el porqué.
11:38 Cesar crea un escenario para subir la auto-estima de Banjo apelando al sentido del olfato tan desarrollado en los sabuesos.
12:55 Cesar explica como interactuar con un perro inseguro